Sigue el ejemplo: Grandes empresas que utilizaron un crédito para lograr el éxito

 

“El riesgo más grande es no tomar ninguno. En un mundo que está cambiando tan rápido, la única estrategia que está garantizada a fracasar es no tomar riesgos.”

 -Mark Zuckerberg, ejecutivo de Facebook.

El éxito es y será siempre un objetivo en la mente de los emprendedores, el trabajo duro y constante es la premisa para lograrlo, sin embargo existen ocasiones en las que puede desalentar el avance extremadamente lento y con pocos resultados por lo que muchas empresas se quedan en el camino.

Se dice fácil pero no lo es, construir un negocio desde cero implica conocimiento, tiempo e inversión, además del trabajo duro y constante se requiere estar atento a las oportunidades que otras empresas o el mercado brindan.

Si tú estás en este camino de los negocios seguramente te has dado cuenta de estas oportunidades y sabes que a veces da miedo arriesgarse a pedir créditos o a invertir pues contar con los recursos para lograr nuestros ideales es algo que todos necesitamos, sin embargo también es una gran responsabilidad que no se puede tomar a la ligera.

La pregunta es… ¿Vale la pena arriesgarse? Sí, pero con un plan de acción y de la mano de personas y empresas confiables, con experiencia y que no paren de trabajar por el objetivo.

Si dudas de la importancia del apoyo mutuo empresarial, del mercado o del apoyo crediticio, entonces creele a estas empresas que se atrevieron a apostar por sus proyectos, pidieron un préstamo, lo supieron aprovechar y hoy son de las más exitosas en su rubro.

Starbucks:

La súper conocida cadena de cafeterías Starbucks, era inicialmente una pequeña tienda que no se parecía en nada a la actual, estaba dedicada a vender café en grano, té y otras especias a granel. ¿Sus creadores? Jerry Baldwin, profesor de inglés, Zev Siegel, profesor de historia y  Gordon Bowker, escritor, quienes en 1971 decidieron abrir una tienda de algo que ellos conocían y disfrutaban mucho; el café…  para lograrlo , pidieron prestados 5.000 dólares y  cada uno invirtió 1.350 dólares.

La tienda inició con el nombre Starbucks Coffee, Tea, and Spice en Seattle, y hasta 1982 la pequeña empresa no cambió su forma de hacer las cosas. Ese año, el empresario Howard Schultz se incorporó a la empresa y después de un viaje a Milán, propuso a sus socios ampliar la venta de granos de café y la vender también  café exprés, junto a otros productos, Parecía una gran idea  pero los dueños originales no estaban seguros querer hacerlo.

Schultz, en 1985 abre su propia cadena de cafeterías con el nombre Il Giornale y  los tres dueños originales de Starbucks Coffee, Tea, and Spice en Seattle deciden venderle la cadena Starbucks porque en sus mentes ya estaba la inversión en otros negocios.

De esta manera, Schultz cambia el nombre de  Il Giornale por Starbucks y en 1987 la nueva cadena de cafeterías abrió sus primeros locales en las afueras de Seattle y en Chicago. Tan sólo cinco años más tarde se incorpora a la bolsa de valores…  El resto de la historia de éxito ya la conocemos y podemos charlar acerca de ella  tomandonos un cafe.

Inditex

Todos conocemos marcas como: Zara (1.936 tiendas), Pull&Bear (825 tiendas), Bershka  (910 tiendas), Stradivarius (816 tiendas), Oysho (533 tiendas), Massimo Dutti, Uterqüe y Zara Home, todas marcas con presencia mundial y pertenecientes un de las empresas más poderosas del mundo: Inditex.

Amancio Ortega es el creador detrás de este emporio, nacido en 1936 en un pueblo de Busdongo de Arbás, vivió su infancia en Galicia. Debido a necesidades económicas familiares tuvo que dejar los estudios a los 12 años para ponerse a trabajar en una tienda de ropa de La Coruña.

Después de trabajar tantos años en tiendas de ropa, hoy en día es  el hombre más rico de España y todo comenzó cuando en 1963, a los 27 años, pidió un préstamo para crear una empresa de batas (Confecciones GOA S.A.). No  solo era fabricante, también distribuidor y vendedor, lo que impulsó su éxito empresarial al máximo, continuando con lo que ya sabía hacer bien y con muchas horas de trabajo en 1975 abre la primera tienda Zara en La Coruña. El resto lo podemos ver en los escaparates.

Domino’s Pizza

¿A quién no le gusta la pizza?

Querer saborearla te hace pensar en marcas y sin duda una de las más conocidas es la cadena Domino’s Pizza, con franquicias en todo el mundo, en casi cualquier esquina de nuestro país.

Los orígenes de la cadena de comida rápida especializada en pizza se remontan al 10 de junio de 1960, cuando los hermanos Monaghan, dos hombres bastante jóvenes compraron la pizzería «DomiNick’s», con un préstamo inicial de 900 dólares, pero no bastó sólo eso para sostener la pizzería y para pagar el préstamo, tuvieron que trabajar en exceso, hasta más de 90 horas semanales en un inicio.

Los nuevos dueños de la pizzería que todavía no se llamaba Dominio´s no veían venir el enorme éxito, y se tardaron mucho en verlo…  La idea de Tom era vender pizzas a domicilio a un precio justo para  los estudiantes de las residencias cercanas, sin embargo el negocio no despegó como tenían previsto, por lo que James vendió a Tom la mitad del negocio por el Volkswagen  utilizaban para los repartos

Tom se mantuvo al frente del restaurante y como decisión estratégica optó en reducir la carta de productos y establecer el reparto a domicilio gratuito. De esta manera le fue mejor y  adquirió dos restaurantes más,  para 1965 renombró sus tres locales como «Domino’s Pizza», ¿La razón? el antiguo propietario de DomiNick’s quería recuperar la marca.

En julio de 1967 la ya cadena de pizzerías pudo hacerse de maquinaria industrial para elaborar pizzas con rapidez, aumentar la productividad e implementar otras mejoras;  Desde 1973 se garantizaba una pizza gratis si la entrega a domicilio tardaba más de 30 minutos.

Monaghan brindó  franquicias de Domino’s a antiguos empleados y creó un  programa de formación para franquiciados, The College of Pizzarology. En tan sólo unos 5 años más la cadena de pizzerías ya tenía un éxito y expansión desmedido con 280 locales en Estados unidos, para más tarde,  en 1981  alcanzar los 500 locales, y en 1983 inaugurar en Winnipeg (Canadá) y  Queensland (Australia),  rebasando la cifra de 1.000 restaurantes

¿Qué te parecen estas historias? ¡Parecen un sueño, pero no lo son! Gracias al impulso de sus creadores, colaboradores y créditos con resultados.