Guía práctica: ¿Qué tipo de créditos empresariales existen y cuál me conviene solicitar?

Si estás pensando en solicitar un crédito, primero necesitas saber que ningún crédito es igual a otro hablando en términos puntuales, pues cada uno tiene características específicas que se deben adecuar al tipo de empresa y a sus necesidades individuales. Por ello, solicitar un crédito empresarial es una decisión que se toma en relación con algunos elementos fundamentales.

Crédito empresarial
Solicitar un crédito empresarial

Si bien es necesario tomar en consideración la tasa anual promedio de cada producto financiero, así como los intereses mensuales que el préstamo generaría, es imperativo considerar en qué etapa se encuentra la organización solicitante para definir sus necesidades específicas y, por tanto, elegir el tipo de crédito que mejor le conviene obtener.

 

Llevar a cabo este tipo de análisis representa una ventaja pues, serás capaz de estableces cuáles son las necesidades financieras de tu empresa, evaluar su situación actual y decidir, con base en ello, su capacidad futura de pago. Ello es crucial dado que, como resultará obvio para algunos, una empresa que está empezando no utiliza la misma cantidad de dinero que una organización que lleva una década o más en operación, pues ésta cuenta con cierta solidez económica.

 

Es incomparable la capacidad de pago de una empresa que se encuentra aún como proyecto naciente y que está en busca de recursos financieros con una empresa que ya tiene el respaldo de una cartera de clientes constantes de quienes recibe ingresos cada cierto tiempo. Por ello, hay créditos específicos para cada empresa, de acuerdo con esta solidez económica que posea cada una. Los tipos de créditos, por tanto, son los siguientes:

  1. Fondos gubernamentales

Estos recursos son generalmente otorgados por 3 instancias principales, la Secretaría de Economía, Nafin y Conacyt. Estas instituciones centran sus préstamos en empresas que ya tienen solidez dentro del mercado, empresas grandes con proyectos sólidos y solventes. En general, el objetivo de estos modelos de inversión en empresas es crear una ventaja competitiva para poder comercializar un producto o servicio, por ello se otorgan a empresas consolidadas en un mercado específico.

Crédito Empresarial
Elegir un crédito empresarial respaldado por el gobierno
  1. Capital Semilla

Su nombre es sutilmente sugestivo, pues,  mediante él podemos intuir que este capital es utilizado para proyectos y empresas que se encuentran en una etapa de desarrollo o de crecimiento, esto quiere decir que el Capital Semilla se utiliza principalmente para diseñar el modelo de negocio, hacer estudios de mercado, así como los lanzamientos que la marca necesita para poder iniciar oficialmente y comenzar su crecimiento.

Este modelo de inversión de capital es generalmente otorgado por la Secretaría de Economía, los Gobiernos locales y la Secretaría de Desarrollo Económico. Aunque, es necesario precisar, asimismo es aquel que se solicitan con instituciones privadas, por lo que perfectamente puedes acudir a ellas para solicitar este tipo de financiamientos.

 

  1. Inversionistas ángeles

Con ese nombre se les llama a aquellos inversionistas que están dispuestos a invertir su dinero en proyectos que ya están funcionando y que tienen una propuesta innovadora que promete un desarrollo potencial. Estos denominados ángeles, pueden ser independientes o haber formado un grupo en apoyo a las empresas que buscan este tipo de financiamientos.  Lo riesgoso y necesario que se debe de analizar y evaluar con este tipo de inversiones, es que al solicitar un inversionista, éste se convertirá en dueño de ciertas acciones de tu empresa y estarás cediendo parte de las acciones de ésta, por lo cual, necesariamente, tendrás nuevos socios.

Crédito empresarial para mi negocio
¡Solicita un crédito para tu negocio y empieza a crear tus nuevos proyectos!
  1. Capital de Riesgo

Este modelo de financiamiento es algo similar al anterior, sólo que no del todo, ya que aquí las terceras personas que deciden invertir en un proyecto, únicamente buscan hacerlo por un plazo de tiempo corto o mediano, es decir que, aunque también se convierten en inversionistas, cuando otorgan su capital para una empresa únicamente buscan formar parte del proyecto por un periodo de tiempo, en éste, ellos buscan obtener nuevamente su inversión y, además, las ganancias extra. La condición para este tipo de préstamos es que la empresa ya esté en una etapa avanzada, que esté consolidada y que genere cierto flujo de capital mayor.

Riesgo de inversión crédito
Capital de riesgo

 

Crédito para mi empresa

  1. Banca y Créditos Revolventes

Uno de los créditos empresariales más conocidos, eficientes y mejores pensados dentro del mundo de los negocios, sin lugar a dudas, es el que otorgan las entidades financieras privadas. ¿Por qué motivo? Este tipo de créditos no tienen un objetivo específico, como el desarrollo de un proyecto particular o estimular un sector financiero para mejorar la competencia, están avalados por empresas financieras sólidas y expertas en el área y cuentan con especialistas en evaluación de créditos, inversiones y la solvencia requerida según ciertos parámetros especializados. Por ello, sólo es preciso valorar la situación actual de la empresa y con base en aquellos resultados, podrás obtener un plazo de tiempo de otorgamiento del crédito empresarial, así como un monto de línea de crédito específico.